Papilla casera para peces de acuario e invertebrados

Estamos probando una fórmula nueva de papilla alimenticia para acuario, que a pesar de su sencilla composición nos está dando unos resultados excepcionales.
La hemos tomado y adaptado ligeramente de la que describe Marc Weiss en esta entrevista:
 
https://www.youtube.com/watch?v=5KkjagqH_5A
 
En nuestro caso stá compuesta de partes más o menos iguales de:
– pescado azul pequeño (jurel, caballa, sardina… sin piel y fresco),
– mejillón fresco sin cáscara y escurrido,
– almeja japónica fresca sin cáscara y escurrida y
– colas de gamba/langostino, frescas.
 
Se mezcla en picadora o robot de cocina hasta que no se vean los trozos. El resultado es una pasta bastante líquida que espesamos con nuestra proteína de guisante purificada, hasta alcanzar una consistencia como de “Nocilla”.
Y por último añadimos una pequeña cantidad de levadura de panadero fresca o liofilizada (por su efecto probiótico), y otra pequeña cantidad de fitoplancton liofilizado (Tetraselmis, Isochrysis, etc.), para aumentar -aún más- la riqueza proteica y de ácidos grasos esenciales. El resultado es una pasta densa que se congela en láminas finas y se descongela en pequeños trozos.
 
La hemos probado con numerosas especies de peces de agua dulce y salada (incluyendo discos y peces mariposa) y de momento la aceptación no puede ser mejor. Aunque la experiencia aún es reciente y limitada, observamos un muy buen estado nutricional de los peces con buena masa muscular, vientres llenos, coloración plena y gran interés por el alimento.
Además, la usamos también para alimentación de corales LPS (Caulastrea, Lobophyllia, Tubastrea, Acanthastrea, etc.) con una aceptación total, buen desarrollo y expansión de los pólipos.
 
Os iremos contando nuestras experiencias a medio plazo con ella.
 
¡Animaos a probarla!

How to connect Mean Well LDD drivers for aquarium lights

Driver MeanWell LDD 1000

Driver MeanWell LDD 1000

Nowadays LDD drivers from the brand MeanWell are increasingly used to power and control (dimming) high power leds in lighting proyects such as aquarium lights (canopies) and fishroom multiple aquariums lighting.

The basic connection scheme for this drivers is very easy. It’s composed of a constant voltage power supply (it can be anything between 9 and 56VDC, with a minimum of 1A output), an electronic circuit that provides the PWM control signal for dimming (for a example, a Coralux Storm controller, and Arduino microprocessor, etc.) and the LDD driver itself. As an additional component that ensures the circuit stability, we’ll place a 10KOhm resistor between both signal wires. This resistance plays the role know in electronics as pull-down”, ie, when the microprocessor stops sending a signal pulse strength, it pulls” the voltage down to the 0V level, which is the voltage of the ground (GND or V-), making sure that there is no parasite static voltage loading the line and hence ensuring the driver can turns off completely.

Here you can see the connection diagram:

Connection diagram for Mean Well LDD driverThe power supply provides a constant voltage (red wires), which must be at least 3 V higher than the voltage of the series of LEDs. For example, in the proposed scheme, the led string has five LEDs; supposing you are running them at 800 mA and them having a voltage drop of 3V each, the total voltage of the string will be 15V (3V x 5 LEDs). If we add the 3V gap needed for the driver to work properly, we have a total of 18V. In this way, we serve any source having an output voltage between 18V and 56V. As can be seen, the more LEDs in the series, the higher output voltage that the power supply should provide.

The PWM (Pulse Width Modulation) signal generator is an electronic circuit which provides an electrical signal as a square wave. It is usual for this to use Arduino microcontrollers (with which you can program sunrises, sunsets, and other effects) or finished solutions as the Coralux Storm aquarium controller.

Finally, we will choose the kind of LDD driver based on the maximum intensity at which we want to operate our LEDs. They range from 300 mA to 1000 mA. The driver ensures a constant current through the series of LEDs (blue circuit). To do this, it sets automatically the output voltage neccessary to produce that current through the LEDs. Therefore, the driver operates as a device that transforms constant voltage into constant intensity. It should be remembered that while the driver is operating (ie, while taking current through the red channel) should NEVER be disconnected from the LEDs (ie, the blue circuit must not be opened), to avoid damaging it.

We hope this short article has been useful to you and you feel encouraged to use these fantastic drivers, with which you can easily control high power LEDs in your aquarium proyects.

Cómo conectar un driver Mean Well LDD a una serie de leds

Driver MeanWell LDD 1000

Driver MeanWell LDD 1000

Hoy en día los drivers LDD de la marca MeanWell se usan cada vez más para alimentar y controlar leds de alta potencia en proyectos de iluminación, como por ejemplo en pantallas de acuario o en instalaciones de múltiples acuarios.

El esquema básico de conexión de estos drivers es muy sencillo. Consta de una fuente de alimentación de voltaje constante (que puede ser cualquier fuente de entre 9 y 56VDC con mínimo 1A de salida), un circuito electrónico que proporciona la señal de control PWM para el dimeado (puede ser por ejemplo un controlador Coralux, un microprocesador arduino, etc.) y el propio driver LDD. Como elemento adicional que garantiza la estabilidad del circuito, emplearemos una resistencia de 10KOhm dispuesta entre ambos cables de la señal de control. Esta resistencia cumple un papel que en electrónica se denomina “pull-down”, es decir, cuando el microprocesador deja de enviar una señal, la resistencia “tira” del voltaje para abajo hasta 0, que es el voltaje de la tierra (GND ó V-), asegurándose de que no queda un voltaje parásito de electricidad estática cargando la línea y evitando que el driver se apague del todo.

A continuación podéis ver el esquema de conexión:

esquema

La fuente de alimentación proporcionará un voltaje constante (circuito rojo), que debe ser al menos 3 V mayor que el voltaje de la serie de leds. Por ejemplo, en el esquema propuesto, la serie tiene 5 leds; supongamos que están funcionando a 800 mA y tienen un voltaje cada uno de 3V, así que la serie tendrá 15V en total (3V x 5 leds). Si le sumamos los 3V de margen necesarios para que el driver funcione adecuadamente, tenemos un total de 18V. De esta manera, nos servirá cualquier fuente que tenga un voltaje de salida de entre 18V y 56V. Como se puede observar, cuantos más leds tenga la serie, más voltaje de salida deberá tener la fuente de alimentación.

El generador de señal PWM (Pulse Width Modulation) es un circuito electrónico que proporciona una señal eléctrica en forma de onda cuadrada. Es habitual para ello usar microcontroladores de tipo Arduino (que nos permiten programar amaneceres, anocheceres, y otros efectos) o soluciones terminadas como el controlador para acuario Storm de Coralux.

El driver LDD lo elegiremos en función de la intensidad máxima a la que queramos que funcionen nuestros leds. Los hay desde 300 mA hasta 1000 mA. El driver asegura una corriente de intensidad constante a través de la serie de leds (circuito azul). Para ello, regula instantáneamente el voltaje de salida necesario para producir esa corriente a través de los leds. Por ello, el driver funciona como un aparato que transforma voltaje constante a intensidad constante. Conviene recordar que, mientras el driver esté funcionando (es decir, mientras reciba corriente por el circuito rojo) NUNCA debe desconectarse de los leds (o sea, que no debe abrirse el circuito azul), para evitar daños en el mismo.

Esperamos que este breve artículo os haya sido de utilidad y os animéis a usar estos fabulosos drivers con los que se pueden controlar fácilmente leds de alta potencia.

How to solve culture problems with Rhodomonas lens

Foto de Rhodomonas lens en cultivoFrom time to time some colleagues tell us that cultivation of microalgae Rhodomonas lens can be challenging, with a rate of failed cultures higher than usual. In this article we’ll try to explain the points that we consider key for cultivation, with which surely you will be able to grow this algae with ease and benefit.

What is Rhodomonas lens and why culture it?
Rhodomonas is a genus of marine microalgae (phytoplankton) of reddish color, which can be grown easily indoors. Rhodomonas lens is a very interesting microalgae that presents high levels of Ω3 fatty acids (EPA and DHA), as well as proteins and pigments, with an excellent digestibility when used for growth and enrichment of Artemia, copepods and rotifers as well as for use directly in suspension in the marine reef aquarium. This algae have a more fragile than usual cell membrane, making it difficult to freeze-dry or concentrate for use as a food ingredient in aquarium. Therefore, the simplest and natural way will be to cultivate it ourselves.
How should you culture Rhodomonas lens?

As most species of phytoplankton, these unicellular microalgae are easily grown in transparent plastic containers, vertically shaped, in which air bubbles keep constantly water in motion. For example, plastic bottles (the method we use). These containers –which you’ll find sometimes to be named as reactors- are exposed to light (natural or artificial) allowing photosynthesis of microalgae and their multiplication through it. As a reactor any clear plastic container that is clean and uncolored can be used, allowing proper passage of light and culture tone and density control.

Some important aspects to troubleshoot culture problems with Rhodomonas lens
  1. Rhodomonas is an algae which requires a larger amount of nutrients than usual. Therefore, in our reactors we add between 50-100% more than the usual amount of phytoplankton culture medium (fertilizer).
  2. Bubbling should be energetic, with many air bubbles creating a rising, slightly turbulent flow within the reactor. This way we won’t allow the creation of dead spots within the container and will provide an enhanced gas exchange.
  3. If culture media has been sterilized with bleach, it is paramount to make sure that there is no bleach left in the reactor. Rhodomonas is very sensitive to bleach and a minimal amount is enough to avoid the proper start up of the culture. If neccessary, we’ll neutralize after the sterilisation with a slight excess of sodium thiosulphate; in this case it’s much better to spend a little than to fall short.
  4. Once at adequate growing conditions, the multiplication of these microalgae is very fast. In the absence of additional CO2, the culture reaches its maximum at 20-21 °C in about 6-8 days, and in 4-6 days at 24-25ºC. If additional CO2 is injected (not recommended for domestic cultures), the speed may even double. It is very important to keep this in mind because Rhodomonas lens poorly tolerates high densities of culture, which normally are associated with a low concentration of nutrients, so it is much more likely to have a crash that will normally be unrecoverable. Therefore, and to be safe, we’ll collect and reseed the culture always before it reaches its maximum density.

  5. Distintas densidades de cultivo de Rhodomonas
    Different culture densities of Rhodomonas
  6. These microalgae do not stand up well bottled and stored in the dark in the refrigerator, as they get decanted and deteriorate quickly. If we have surplus, it is preferable to keep them bubbling and illuminated in an additional bottle till the moment we use them. They can also be frozen, in the form of ice-cubes that afterwards will be supplied to the aquarium or zooplankton cultures.

And there is not much more to consider. With these guidelines we hope you find growing this fabulous microalgae much easier; for any questions you can leave us a comment below and we will answer with pleasure.

Cómo solucionar problemas de cultivo con Rhodomonas lens

Foto de Rhodomonas lens en cultivoAlgunos colegas nos han comentado que a veces el cultivo de la microalga Rhodomonas lens puede resultar complicado, con una tasa de cultivos fallidos mayor de lo habitual. En este artículo os vamos a explicar aquellos puntos que consideramos claves para su cultivo, con los que seguro que podréis cultivarla con facilidad y aprovecharos de sus beneficios.

¿Qué es Rhodomonas lens y por qué cultivarla?

Rhodomonas es un género de microalgas marinas (fitoplancton) de coloración rojiza, que pueden cultivarse de forma sencilla en nuestras casas. Rhodomonas lens es un microalga muy interesante por presentar unos elevados niveles de ácidos grasos Ω-3 (EPA y DHA) proteínas y pigmentos,  siendo un alimento de excelente digestibilidad para el crecimiento y enriquecimiento de artemia, copépodos y rotífero, así como para la utilización directa en suspensión en el acuario marino de arrecife. Este alga presenta una membrana celular más frágil de lo habitual, por lo que no resulta sencillo concentrarla y liofilizarla o usarla como ingrediente en alimentos para acuario. Por ello, lo más sencillo y natural será cultivarla nosotros mismos.

¿Cómo debe cultivarse Rhodomonas lens?

Como la mayoría de las especies de fitoplancton, estas microalgas unicelulares se cultivan fácilmente en recipientes transparentes de plástico, de forma vertical alargada, en los que se burbujea constantemente aire para mantenerlas en movimiento. Por ejemplo, en botellas de plástico (es el método que nosotros utilizamos). Estos recipientes -a los que a veces se llama reactores- se exponen a la luz (natural o artificial) permitiendo la fotosíntesis de las microalgas y gracias a ella su multiplicación. Como reactor puede usarse cualquier recipiente de plástico transparente que esté limpio y no presente coloreado, para que permita el adecuado paso de la luz y control del tono y densidad del cultivo.

Aspectos importantes a tener en cuenta en el cultivo y utilización de Rhodomonas lens
  1. Rhodomonas es un alga que requiere una cantidad de nutrientes mayor de lo habitual. Por ello, en nuestros reactores añadimos entre un 50-100% más de la cantidad habitual de medio de cultivo para fitoplancton.
  2. La aireación debe ser enérgica, con abundantes burbujas de aire que creen un flujo ascendente, ligeramente turbulento, dentro del reactor. Se trata de que no haya puntos muertos dentro del recipiente y el intercambio de gases sea óptimo.
  3. Si el medio de cultivo se ha esterilizado con lejía, es fundamental asegurarse de que no queda ningún resto de la misma. Rhodomonas es muy sensible a la lejía y una mínima cantidad es suficiente para evitar el arranque adecuado de un nuevo cultivo. Si es preciso, neutralizaremos tras la esterilización con un ligero exceso de tiosulfato de sodio sobre la dosificación normal; en este caso es mucho mejor pasarse un poco que quedarse corto.
  4. Una vez en las condiciones adecuadas de cultivo, la multiplicación de estas microalgas es muy rápida. En ausencia de CO2 adicional, el cultivo alcanza su máximo en 6-8 días a 20-21ºC, y en 4-6 días a 24-25ºC. Si se inyecta CO2 adicional al aire (no recomendado en cultivos domésticos), la velocidad puede incluso duplicarse. Es muy importante tener esto en cuenta porque Rhodomonas lens tolera mal las altas densidades de cultivo, que normalmente van asociadas a una baja concentración de nutrientes, por lo que es mucho más propensa a sufrir un crash o desplome del cultivo que normalmente será irrecuperable. Por ello y para no correr riesgos, cosecharemos y resembraremos el cultivo antes de que alcance su máxima densidad.

    Distintas densidades de cultivo de Rhodomonas

    Distintas densidades de cultivo de Rhodomonas

  5. Estas microalgas no resisten bien el embotellado y almacenamiento a oscuras en el frigorífico, ya que se decantan y deterioran rápidamente. Si tenemos excedentes, es preferible mantenerlos burbujeando e iluminados en una botella aparte. También se puede congelar, en forma de cubitos que luego podemos suministrar al acuario o a nuestros cultivos.

Y no hay mucho más que tener en cuenta. Con estas pautas esperamos que os sea mucho más sencillo el cultivo de esta fabulosa microalga, para cualquier duda podéis dejarnos un comentario aquí debajo y os responderemos gustosamente.

Esterilización de medio de cultivo de microalgas con lejía y tiosulfato de sodio

Porqué esterilizar con lejía y cómo neutralizarla

En muchas ocasiones nos vemos en la necesidad de tener que esterilizar recipientes o medios de cultivo para evitar contaminaciones indeseadas. Tal es el caso por ejemplo del cultivo de microalgas, en el que es esencial mantener unas condiciones de asepsia previas a la inoculación. Para el aficionado que mantiene una pequeña instalación no suele ser viable o accesible el uso de métodos de esterilización como autoclaves u óxido de etileno, bien por su precio, por el espacio que ocupan o por su peligrosidad. En estos casos, el uso de lejía (hipoclorito de sodio, NaClO) es una magnífica solución siempre que tengamos una manera de neutralizarla una vez hecha la esterilización. Y la tenemos.

Para neutralizar la lejía, disponemos del tiosulfato de sodio (Na2S2O3), una molécula que reacciona con el hipoclorito de sodio neutralizando la capacidad oxidante del cloro y convirtiéndolo en ión cloruro (Cl-) inócuo. El tiosulfato lo encontraremos fácilmente en su forma salina (penta)hidratada (Na2S2O3 + 5H2O).

El tiosulfato neutraliza una cantidad variable de lejía, según el pH de la disolución

La cantidad de tiosulfato necesaria para neutralizar una determinada cantidad de hipoclorito (lo que en química se llama la “estequiometría de la reacción”) es variable, dependiendo de varios factores de la disolución en la que se produzca, y siendo el más importante el pH de la misma. La ecuación habitual de la reacción es:

4 NaClO + Na2S2O3 + 2 NaOH → 4 NaCl + 2 Na2SO4 + H2O

con una proporción de 4 moléculas de hipoclorito por cada molécula de tiosulfato (aprox. 2 mg de Cl2 por cada mg de Na2S2O3). Pero esta ecuación sólo se cumple para condiciones de disolución muy alcalinas (pH>11). A pH entre 7-9 (más cercano al del agua marina) la proporción entre ambos reactivos cambia, empezando a predominar la reacción:

HOCl/NaOCl + Na2S2O3  →  Na2SO4 + S + HCl

con una proporción de 1 moléculas de hipoclorito por cada molécula de tiosulfato (aprox. 1 mg de Cl2 por cada 2 mg de Na2S2O3). Finalmente, si la disolución tiene un pH ácido a neutro (entre 4-7) vuelve a cambiar el tipo de reacción:

HOCl/NaOCl + 2Na2S2O3  →  Na2S4O6  +  NaCl + NaOH

con una proporción de 1 moléculas de hipoclorito por cada 2 moléculas de tiosulfato (aprox. 1 mg de Cl2 por cada 4 mg de Na2S2O3).

Cómo preparar una disolución de tiosulfato para la práctica diaria con lejía doméstica

Para la esterilización en nuestros cultivos podemos utilizar lejía de uso doméstico, que indique en la etiqueta que es “Apta para la desinfección del agua de bebida”. Esto nos asegurará que no contiene otros aditivos más que hipoclorito de sodio y una pequeña cantidad de sosa cáustica estabilizante. Las marcas domésticas suelen tener una concentración de cloro activo a la salida de fábrica de entre 35-45 g/l. Tras cierto tiempo de almacenamiento, debido al calor y a la lenta descomposición de la lejía, suele llegarnos con algo menos de concentración. Por ello tomaremos como cifra orientativa y aproximada 35 g/l, o lo que es lo mismo 35 mg/ml de cloro activo.

Basados en las reacciones antes descritas, y en los rangos útiles de cloración aprendidos como fruto de nuestra experiencia, hemos desarrollado una disolución neutralizadora muy cómoda de usar y eficaz. La disolución neutralizadora de tiosulfato de sodio la haremos por ejemplo en un envase de unos 300 ml (sirve por ejemplo una botella de agua mineral bien aclarada). Nos harán falta unos 200 ml de agua destilada y 20 g de tiosulfato de sodio pentahidratado (Na2S2O3 + 5H2O) en forma cristalina. Nos vendrá muy bien una probeta graduada para marcar en la botella el nivel de los 200 ml.
Procederemos como sigue:

  • medimos 200ml de agua de grifo en la probeta y los echamos en la botella previamente vacía.
  • marcamos con rotulador permanente la línea de nivel que alcanza el agua en la botella, y tiramos el agua de grifo.
  • añadimos los 20 g de tiosulfato y enrasamos con agua destilada hasta la marca de los 200ml que hicimos anteriormente.
  • si tenemos una pequeña cantidad de carbonato de sodio (Na2CO3) a mano, podemos añadir una pequeña cantidad (como el tamaño de una lenteja) a la disolución para aumentar su estabilidad a largo plazo.
  • agitamos suavemente durante unos segundos, disolviéndose el tiosulfato sin dificultad.
  • guardamos en el frigorífico, a oscuras.

Esta disolución tiene una concentración de tiosulfato pensada para facilitar el uso cotidiano de la misma sin necesidad de complicados cálculos. Usarla es tan sencillo como sigue:

  • cuando la disolución en la que hayamos añadido la lejía sea alcalina (p.ej. en agua salada con pH entre 8-9), añadiremos 1 ml de la disolución neutralizadora por cada 1 ml de lejía utilizada;
  • cuando la disolución en la que queramos neutralizar la lejía sea ácida o neutra (p.ej. en agua dulce con pH entre 4-7,5), añadiremos 2 ml de la disolución neutralizadora por cada 1 ml de lejía utilizada.

Hay que tener en cuenta que si añadimos un exceso de tiosulfato respecto de la cantidad de lejía añadida, se produce dióxido de azufre (SO2), y notaremos un característico olor a “huevos podridos”. Esto no es malo si es en poca cantidad, y de hecho es un mecanismo de seguridad con el que sabremos que toda la lejía ha sido neutralizada (si no huele nada, o huele un poco a cloro, es que nos hemos quedado un poco justos y tendremos que añadir un poco más disolución de tiosulfato). Conviene no añadir un exceso muy grande de tiosulfato, primero por no gastarlo innecesariamente, y segundo porque puede acidificar la disolución y disminuir el oxígeno de la misma.

Ejemplo de cloración y descloración cotidiana de medio de cultivo de microalgas con lejía y tiosulfato

Cultivamos nuestras microalgas en bidones de 5 litros. Normalmente los llenamos con 4-4,5 litros de medio de cultivo, dejando una pequeña cámara de aire superior.

El medio de cultivo lo esterilizamos generalmente con 2 ml de lejía doméstica por cada bidón de 4 litros. Para ello lo llenamos de medio de cultivo, añadimos la lejía con una pipeta, cerramos bien, agitamos fuertemente unos segundos y lo dejamos 10 minutos de pie y 10 minutos tumbado (para que se esterilice bien la zona de la boca-tapón). En ese lapso de tiempo las posibles microalgas contaminantes y la práctica totalidad de los gérmenes mueren. Se puede dejar un poco más si se desea por precaución.

A continuación abrimos el bidón y, con una pipeta estéril, tomamos 2 ml de disolución neutralizadora (si es cultivo de agua salada) o 4 ml (si es de agua dulce). La añadimos, volvemos a cerrar y agitamos fuertemente unos segundos.

Dejamos reposar 10 minutos. El medio de cultivo está estéril y listo para ser utilizado.

7ª Convención Argentina de Killis

La 7ª Convención Argentina de Killis se realizará el próximo 22 de Noviembre de 2014 en el Museo Argentino Ciencias Naturales, en la ciudad de Buenos Aires, Argentina.

7_conv_arg-killis

————————————-

PROGRAMA
15:00 hs.- Apertura 7ª Convención Argentina de Killis.
“Pasado, presente y perspectivas del Killi Club Argentino”.
15:30 hs.- Conferencia de Roberto Petracini “Introducción a la cría de killis”.
17:00 hs.- Receso y apertura de la sala de exposiciones:
Exposición fotográfica.
Exposición de Acuarios Biotopos de Killis
Mesa de canje.
Exposición de pósters (trabajos de investigación del KCA).
17:20 hs.- Entrega de Premios Concurso Fotográfico.
17:30 hs.- Conferencia a cargo de Pablo Calviño. “Metodología y Técnicas para el relevamiento de las poblaciones de killis”.
18:30 hs.- Conferencia de Ignacio García: “Rasgos de historia de vida de Austrolebias (Cyprinodontiformes: Rivulidae) de la Región Pampeana y su relación con las variaciones estacionales de los ambientes acuáticos temporarios que habitan”.
20:00 hs.- Cierre de sala.
22:00 hs.- Cena de camaradería.

Deseamos a los organizadores del Killi Club Argentino el mayor éxito y difusión en esta nueva edición de su convención.

Magnesio y Calcio en agua dulce

El magnesio junto con el calcio forman la denominada “dureza total” ó GH (de “General Hardness”), que es la cantidad de cationes divalentes (Ca2+ y Mg2+) presentes en el agua. Cuanto más cálcio y magnesio contiene el agua, decimos que es más dura. La dureza total (GH) se mide habitualmente en grados alemanes (dGH), de los que 1 dGH equivale al calcio presente en 17,9 mg/l de CaCO3. De esa equivalencia se puede deducir que 1 dGH equivale a 7,15 mg/l de calcio, ó a 4,30 mg/l de magnesio puros disueltos en el agua.

Se consideran aguas blandas de 1 a 6 dGH; aguas de dureza media de 6 a 12 dGH; y aguas duras de 12 dGH en adelante. Aunque los límites de cada “categoría” son un poco variables según la fuente que se consulte, ya que son arbitrarios.

En las aguas dulces naturales la proporción entre ambos cationes suele oscilar entre 1:1 y 6:1 (calcio:magnesio). Sin embargo, esto sólo es cierto para aguas blandas o de dureza media. A medida que la dureza aumenta, la proporción entre Ca2+ y Mg2+ se va igualando hasta invertirse, debido a que al aumentar el calcio tiende a formar sales insolubles (p.ej. carbonatos y sulfatos) mientras que el magnesio se mantiene en disolución hasta concentraciones mucho más elevadas. A su vez, un pH elevado hace también más insolubles los carbonatos, que precipitarán retirando también más calcio que magnesio de la disolución.

Por todos estos motivos, no se puede decir que haya una concentración óptima de magnesio y/o calcio para todos los acuarios de agua dulce, sino que ello dependerá del pH y el GH del biotopo que queramos reproducir, así como de los requerimientos de peces y plantas.

Habitualmente no es necesario preocuparse por ajustar la concentración de estos iones en los acuarios de agua dulce, ya que el agua de suministro suele aportarlos en una cantidad y proporción adecuada a la mayoría de situaciones. Sin embargo, en algunos lugares el agua que llega a nuestras casas es demasiado blanda, o usamos agua recogida de la lluvia, o nos vemos obligados a purificarla mediante ósmosis inversa o resinas de intercambio porque nos llega demasiado contaminada; en estas situaciones puede ser necesario ajustar posteriormente la dureza total para conseguir un adecuado desarrollo de las plantas y el éxito reproductivo con determinadas especies de peces o invertebrados.

Para finalizar y como ejemplo práctico, supongamos que tenemos 100 litros de agua muy blanda (dureza <1 dGH) y queremos aumentar su dureza hasta 8 dGH, que es un valor intermedio adecuado en la mayoría de situaciones. En primer lugar decidimos qué proporción de calcio y magnesio formarán parte de esa dureza total; una proporción de 3:1 respectivamente puede ser adecuada y funcionar bien. Por tanto, de los 8 dGH, 6 dGH corresponderán al calcio y 2 dGH al magnesio.
Como hemos dicho más arriba, 1 dGH es equivalente a 7,15 mg/l de calcio, y a 4,30 mg/l de magnesio. Así que para alcanzar la dureza prevista (6+2 dGH), tendremos que alcanzar una concentración de 42,9 mg/l de calcio, y 8,6 mg/l de magnesio. Para conseguir esa concentración en 100 litros de agua, las cantidades totales que tendremos que añadir serán 42,9 x 100 = 4290 mg de calcio, y 8,6 x 100 = 860 mg de magnesio.
Utilizaremos como fuente de calcio por ejemplo el cloruro de calcio, CaCl2. En el cloruro de calcio, el calcio supone el 36,1% de su peso. De esa manera, si 100 g de CaCl2 contienen 36,1 g de Ca, podemos saber cuántos gramos de CaCl2 contendrán 4,29 g de calcio -que es lo que necesitamos- mediante una sencilla regla de tres: (100 x 4,29) / 36,1 = 11,88 g de CaCl2.Por su parte, podemos utilizar como fuente de magnesio por ejemplo el sulfato de magnesio, MgSO4, que suele presentarse en su forma heptahidratada (MgSO4+7H2O). En el sulfato de magnesio hidratado, el magnesio supone el 9,87% de su peso. De esa manera, si 100 g de MgSO4+7H2O contienen 9,87 g de Mg, podemos saber cuántos gramos de MgSO4+7H2O contendrán 0,86 g de magnesio -que es la cantidad que necesitamos- mediante otra sencilla regla de tres: (100 x 0,86) / 9,87 = 8,71 g de MgSO4+7H2O.

Con estos sencillos cálculos puede prepararse un agua con una dureza perfectamente ajustada y equilibrada a las necesidades de nuestras plantas y animales.

Esperamos que os haya sido de ayuda,
El equipo técnico de Fishroom

¡Compresores Schego ya disponibles en nuestra tienda online!

En nuestro afán por ofreceros simplemente lo mejor al mejor precio, hemos puesto disponible a la venta la gama de compresores de aire de la afamada marca alemana Schego, un auténtico clásico en el mundo de las bombas de aire que con el paso de los años no ha perdido vigencia en absoluto. Esta familia de compresores son de pequeño a mediano tamaño, y son bien conocidos por su durabilidad, eficiencia energética y sobretodo muy bajo nivel de ruido.

optimal_2

¡Echad un vistazo!:
http://www.fishroom.es/es/30-bombas-pequeno-caudal

Recordad que tan malo es adquirir un compresor demasiado pequeño como demasiado grande para las necesidades de cada uno. Si tenéis dudas de qué compresor es el más adecuado para cada caso, no dudéis en consultarnos, os asesoraremos encantados.

Un cordial saludo, hasta pronto.

Nuevos productos: alimentos de calidad de Tropical

Muy buenas a todos,

Nos lo habíais pedido y ¡os hemos escuchado!. Desde hoy ya tenéis disponible una amplia gama de alimentos de la prestigiosa marca Tropical en nuestra tienda online, a un precio sensacional.

Alimentos en escamas:
http://www.fishroom.es/es/38-copos-flakes

vitality&color

Granulados:
http://www.fishroom.es/es/39-granulado

discus_gran_d50_plus

En las próximas semanas ampliaremos aún más la gama de productos y los formatos.
Como siempre, quedamos a vuestra disposición para cualquier sugerencia o comentario.

Un cordial saludo, y ¡Feliz verano!