Categorías

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

* necesario
Quiero recibir vuestras noticias en...

Climatizador Teco TK 500 para acuarios

Climatizador Teco TK 500 para acuarios Maximizar

Climatizador Teco TK 500 para acuarios de agua dulce y salada, recomendado para tanques de hasta 375 litros.

Más detalles

Disponibilidad: se envía en 2-4 días, según disponibilidad
Disponible a partir de:
Referencia: 040504.2
Cantidad:

557,85 €

El climatizador Teco TK500 es un aparato refrigerador o calefactor para acuarios de la más alta calidad del mercado. Incluye un compresor rotativo de alto rendimiento y un intercambiador coaxial de titanio, que permiten los más altos COP (Coefficient of Performance). Están dotados de un controlador digital de temperatura, de manejo fácil y gran precisión. El termocalentador está incluido en el aparato con lo que se ahorra en espacio, mantenimiento y precisión de funcionamiento.

Para el transporte del agua refrigerada al acuario, requiere de una bomba externa o por ejemplo un filtro exterior en serie (no incluidos), junto a las correspondientes tuberías.

Para los tamaños de acuario recomendados (ver abajo), los cálculos se han realizado con los siguientes parámetros:
- El resto del equipo del acuario que aporta calor (p.ej. iluminación, bombas, skimmer...) tiene una potencia máxima de 0,5W por cada litro del acuario.
- En acuarios tropicales, la temperatura ambiente es de 30ºC y la temperatura objetivo del acuario es de 25ºC
- En acuarios de agua fría (por ejemplo marisqueros), el acuario es isotermo, las mangueras están aisladas, la temperatura ambiente es de 28ºC y la temperatura objetivo del tanque es de 8-10ºC.

Especificaciones del modelo TK500:
Modo de funcionamiento: climatización (frío o calor)
Alimentación: 220/240V AC, 50/60Hz
Potencia: 225W
COP: 2.0
Tamaño recomendado del acuario: acuarios tropicales, 375L.
Caudal a través: 400-800 L/h (mediante bomba no incluida)
Conexión: manguera de 3/4 pulgada.
Refrigerante: R134a
Tamaño: 310×310×410mm
Peso: 16.5Kg

El refrigerador debe estar instalado en un espacio bien ventilado. Su localización óptima es en una habitación distinta a la del acuario, para minimizar el retorno del calor extraído por medio del aire ambiental.